Liderazgo, para bien o para mal

Liderazgo, para bien o para mal - EV Consultoria y Calidad AlimentariaEs posible que alguno de vosotros haya visto durante estos días de Semana Santa la película Ágora, de Alejandro Amenábar, la cual se emitió por televisión; o bien la haya visto en la época de su lanzamiento. En mi caso es la segunda vez que la veo y en esta ocasión he sacado una nueva lectura distinta a la que había sacado la primera vez. En esta segunda ocasión mi pensamiento se refiere al liderazgo, y en concreto, se centra en  el motivo último que hace que un líder sea líder realmente.

En la película, además de la historia de la filósofa Hipatia, es de destacar la existencia de dos bandos: el judío y el cristiano. Finalmente el bando cristiano consigue alzarse sobre el judío por medio de la violencia. En el caso del bando cristiano se hace patente la figura de un guía, de un líder. Se podría decir que en este caso el liderazgo estaba basado en la ignorancia e incultura de sus seguidores. Y me explico.
En una escena determinada de la película el comportamiento del ser humano se asemeja más al de un animal irracional que al de un ser racional  al seguir a una persona,  sus ideales y a su manera de interpretar la Biblia sin plantearse nada, sin caer en la cuenta de que para seguir a su líder debía matar a un semejante y a veces de la forma más cruel. Sin caer en la cuenta que matar va en contra de la religión que procesaban.

Según esto pareciera lógico pensar que en la época actual, la época del conocimiento y la información, este tipo de liderazgo ya no tiene cabida. Sin embargo, me gustaría debatir con vosotros en qué medida se está dando este tipo de liderazgo, basado en la ignorancia del público, dentro del mundo empresarial.

A hilo de lo dicho recuerdo algo que escuché en unas jornadas sobre liderazgo ¿fue Hitler un líder? Para aquellos en los que la respuesta sea afirmativa, se puede entender su liderazgo  razonando que estaba hablando ante un público que coincidía con sus ideales de hegemonía alemana y racismo y ante una sociedad en crisis tras la primera guerra mundial. De nuevo, la ignorancia, la incultura o la crisis social propiciaron el liderazgo de una persona.

Otro ejemplo ¿creéis que Gandhi llegaría a ser un líder en un país occidental desarrollado?

La conclusión que saco es que un líder no es un líder per se sino que  debe encontrar un público que lo proclame como líder. Si esa persona está desubicada, no logrará alzarse como líder. Seguramente conocéis  personas que son reacias a seguir a un líder. No descarto que se pueda dar el caso de que lleguen a coincidir un gran número de personas “ no leader followers” en un mismo grupo de trabajo. ¿Conocéis algún caso? ¿Hubo liderazgo en este grupo? ¿Hubo trabajo en equipo?

Si te ha gustado el artículo y te interesa conocer cómo podría ayudar a tu empresa empresa alimentaria promulgando el trabajo en equipo puedes contactar conmigo en ev@evconsultoriaalimentaria.com.

Autor: Esther Vázquez Carracedo, Directora de EV Consultoría Alimentaria

¿Te ha resultado interesante?

Ayudamos a tu empresa alimentaria. ¡No dudes en contactar!

Blog de Esther Vázquez – Artículos de interés sobre Consultoria Alimentaria en el ámbito Corporativo, Temática empresarial
Tema de hoy: Liderazgo, para bien o para mal – EV Consultoria y Calidad Alimentaria – 690 632 520
Compartir

4 Comentarios. Deja un comentario

Esther, los eljemplos que escribes en tu artículo se refiere a líders mesiánicos. Ahí la racionalidad no entra de ninguna manera.
para mí se abusa de la palabra líder, quizás habrá que acotar, cuando nos referimos a equipos de personas que se unen o se encusntran unidas, sea en una empresa u organización, el líder es áquel que es capaz de aglutinar los esfuerzos, coordinar a las personas, tiene el respeto de todos y acompaña a los demás en la consecución de los fines propuestos.
Otro tema es el liderazgo de masas, al líder que siguen ciegamente sea por la razón que sea, demasiados ejemplos buenos y malos encontramos en la historia que conocemos.

Saludos, Lluís Ma.

Responder

Hola Lluis Ma. y gracias por tu comentario. Realmente no sé si sería correcto hablar de un abuso de la palabra líder o bien de la falta de una definición cerrada. Por ejemplo, según lo que indicas como cualidades de un líder, puede darse perfectamente en un escenario donde el objetivo no sea un objetivo bueno y con la participación de mucha gente ( masas). Otro cosa es poner en la defrinición el matiz de que el objetivo sea bueno. Un saludo

Responder
arturo rodriguez blanco
13 abril, 2012 12:39

Muy interesante. Sin duda líder y “seguidores” están inter-relacionados. Estoy de acuerdo con el papel que juega la ignorancia en el éxito de un líder. Hitler es un buen ejemplo, ya que el ideal de superioridad de la raza aria germana estaba instalado en la sociedad de entonces. En otros ámbitos un líder es también un pionero, alguien que abre camino donde nadie lo había hecho antes. En este caso, la inteligencia del propio líder es un factor crucial.
Las personas “reacias” a seguir a un líder pueden ser ellas mismas líderes potenciales y creo que son interesantes en un grupo de trabajo, siempre que se generen sinergias y no peleas de gallos.

Responder

Hola Arturo. Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que la definición de líder tiene muchas enfoques; la definición variará dependiendo del autor que leas. En este mundo tan complicado , difuso y complejo las definiones absolutas empiezan a quedar obsoletas. Efectivamente, en un grupo de personas donde todas las personas se sientan con capacidad de ser líderes, entonces ya tenemos que incluir más enfoques. Entre ellos entiendo que estará la posiblidad de acuerdo en la alternancia asignando como líder a aquella persona que mejor se adapte a la tarea; o bien en que todos tengan la capacidad de la humildad para entender que sería beneficiosa la figura de un coordinador para llevar a cabo un proyecto en detrimento de sus propias aspiraciones. Es solo una idea. Un saludo

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  981 262 989 | 690 632 520     ev@evconsultoriaalimentaria.com 
XSLT Plugin by Leo Jiang