El secreto del Éxito prolongado

Éxito empresarial

Éxito empresarial y éxito personal

Siempre se ha dicho que lo difícil no es conseguir un éxito; lo difícil es mantenerlo.

Recientemente me he enterado de la siguiente noticia: Bruce Springsteen estará en concierto en España el día 26 de junio de este año. En esta ocasión, al escuchar la noticia, la primera cuestión que me vino a la cabeza fue ¿ qué edad tiene este artista, trabajador, profesional? La respuesta es 63 años. Pero además voy a añadir que es conocido por la profesionalidad que desprende en el escenario y que  incluso llega a ofrecer conciertos de más de 3 horas de duración.

Con estos datos sobre esta persona podríamos continuar con  un debate que hasta hace poco era tema de actualidad: la edad de jubilación. Y me atrevo a hacer la comparación con el trabajo de este artista porque dar un concierto tras muchas kilómetros y desplazamientos a la espalda, tras atender múltiples compromisos y con la edad de 63 años lo podemos considerar un trabajo que exige, al menos, un gran esfuerzo físico.

Pero este no es el tema que me gustaría compartir hoy con vosotros.

Uno se pregunta ¿qué hace que una persona, con tantos años haciendo lo mismo, y con esa edad o más, todavía siga disfrutando con su trabajo y desempeñándolo tan profesionalmente?

A mí se me presenta un dilema: se me ocurren dos respuestas y no sabría decir cuál es la más probable.

 En principio podríamos pensar que esto ocurre cuando alguien tiene la posibilidad de hacer  algo que le apasiona.

Desconozco si esta pasión ya estaba en la mente de Bruce Springsteen antes de comenzar su carrera o bien se dio cuenta de ello una vez que lo ha probado. Un dato a tener en cuenta, no?

Pero luego, al conocer lo que se llama el winner-effect ( el efecto ganador ) he pensado que aquí podría estar la respuesta. Dicho efecto se explica porque   el éxito produce cambios bioquímicos en nuestro cuerpo. Dichos cambios están  asociados a sustancias con  poder adictivo. El éxito nos hace sentir bien y nos hace más creativos, más competitivos. El éxito nos genera confianza.

El éxito llama al éxito. Las personas que tienen éxito en la vida están más preparadas para tener éxito visto los efectos que el éxito provoca en la mente y en el cerebro”La gente que triunfa no tiene en cuenta las amenazas sino que se centra en las posibilidades de recompensa futuras” Ian Robertson. Profesor dePsicología, Trinity College, Dublin.

 Respecto a esta segunda respuesta, y no menos importante, resaltar algo muy importante. El  que estas personas sigan trabajando a edades avanzadas, de manera eficaz y disfrutando de su trabajo en parte también se debe a que el éxito no ha conseguido dominarles, no les ha convertido en personas egocéntricas, déspotas, tramposas y poco críticas. Si esto fuera así, entiendo que sería muy difícil mantenerse en el éxito durante tanto tiempo.

Y llevando este tema al campo empresarial ¿cual creéis que sería el resultado de que una empresa conociese lo que significa el “éxito en el ámbito laboral” de sus trabajadores y les apoyase para que lo consiguiesen?

Y vosotros ¿qué opináis del winner-effect ?

Autor: Esther Vázquez Carracedo, Directora en EV Consultoria Alimentaria. Gestión, Calidad alimentaria, Seguridad alimentaria. Interim manager en empresas alimentarias.

Si te ha gustado el artículo o bien te gustaría hacer algún comentario puedes contactar conmigo en el 690 63 25 20 o bien a través de ev@evconsultoriaalimentaria.com.

Más información en www.evconsultoriaalimentria.com

¿Te ha resultado interesante?

Ayudamos a tu empresa alimentaria. ¡No dudes en contactar!

Blog de Esther Vázquez – Artículos de interés sobre Consultoria Alimentaria en el ámbito Corporativo, Temática empresarial
Tema de hoy: Éxito empresarial – EV Consultoría y Calidad Alimentaria – 690 632 520
Compartir

16 Comentarios. Deja un comentario

Buenos días a todos,
Me identifico “mucho / muchísimo” con casi todo lo comentado y expuesto, quizás es porque soy un poco Bruce..

Pero…. hay que reconocer que es mucho mas fácil conseguir el éxito “sólo” como es el caso del “jefe” – que conseguirlo con un gran numero de operarios en una empresa.
Quizás / seguro que se consigue con un alto numero de integrantes…….. pero aun esta por descubrirse la formula ideal para lograrlo en un 100% de …..

Responder

Hola Conrad y gracias por tu reflexión. Estoy de acuerdo contigo en que el tipo de éxito del que hablo en el artículo se enfoca más al al éxito ” personal e individual” de cada uno; podemos cnocer muchos casos, tanto de gente conocida como de gente anónima. También estoy de acuerdo en que aunar en una empresa todos los éxitos individuales, profesionalmente hablando, de cada uno de los trabajadores es más complicado. Pero no imposible. Con una buena selección de las personas, a las que se les ha explicado de forma transparente el proyecto empresarial y el objetivo y lo comparten, y un modelo de gestión basado en el respeto, la escucha entre todos y le sentido de la justicia, creo que estaríamos cerca de conseguirlo. Un saludo

Responder

El éxito refuerza nuestra autoestima, pero además actúa como un faro que nos marca el camino a seguir en nuestro trabajo. En las empresas españolas el mayor problema se llama “hazlo como quieras pero, hazlo”.
Si , de verdad , queremos que los trabajadores se identifiquen con sus tareas y se sientan motivados son necesarias tres cosas fundamentales:
Una descripción clara y detallada de sus tareas
Una descripción objetiva de las metas a alcanzar.
Libertad para organizar su trabajo.
De esta forma al alcanzar pequeños hitos en su trabajo diario, se sentirán motivados para logros mayores. Además de adquirir resistencia para cuando vengan mal dadas.
Saludos

Responder

Francisco, me ha encantado el símil que has elegido en tu primera frase.Y por el resto, se puede decir más alto pero no tan claro.Estoy contigo completamente. Un saludo

Responder

Esther, el exito es un camino no un resultado, es claro el ejemplo que pones de bruce.
si las empresas potenciasen y desarrollasen el talento de las personas, otro gallo nos cantaria.
para mi ese es el camino, facilitar las cosas y crear el ambiente para que las personas se puedan desarrollar y aporten todo su talento.
gracias.

Responder

Hola Guillermo, gracias a ti por compartir tu opinión. Supongo que el éxito puntual puede verse como el resultado ; sin embargo el éxito del que estamos hablando aquí, el prolongado, es, como tú bien dices, pasear por el camino de la vida sintiéndose con éxito. Un saludo

Responder

Hola Esther. Estoy totalmente de acuerdo con tu post. y en respuesta a alguna de las cuestiones, considero que no se termina de dar la importancia que tiene a la motivación de los trabajadores para que la empresa tenga éxito. considero que se sigue con la mentalidad en ocasiones, de que el éxito viene de la suerte que te toque o no.
Pero también he de decir, que mi opinión es que un trabajador motivado es la mejor suerte que puede tener una empresa.

Responder

Hola Vanesa y gracias por tus aportaciones. Cabría hacer la siguiente reflexión: si le preguntásemos a aquellos que han conseguido el éxito ¿ cual ha sido el principal factor para lograrlo? posiblemente la respuesta estaría más enfocada a la ” perseverancia “, por ejemplo, que a la suerte.Y es cierto, un buen trabajador motivado es un tesoro en una empresa. Un saludo

Responder
juan miguel gaspar vives
3 marzo, 2013 22:52

“El éxito llama al éxito. Las personas que tienen éxito en la vida están más preparadas para tener éxito visto los efectos que el éxito provoca en la mente y en el cerebro””La gente que triunfa no tiene en cuenta las amenazas sino que se centra en las posibilidades de recompensa futuras” ,….resalto este comentario que comparto para ntroducir el concepto de “cultura e éxito”,..en nuestro país se confunde el éxito con el buenismo, con la capacidad de establecer una buena química con los demás, con la simpatía, la capacidad de seducir,…incluso con la pillería……vivimos orientados al rol, a la apariencia, formamos parte de las normas , y hasta ahí llegamos. nadie es lo suficientemente valiente como para decirnos lo que espera de nosotros, o para preguntárse a sí mismo lo que espera de sí,… . creo en el “winner efect” entendido como consecuencia de vivir “haciendo cosas”, no formand parte de las cosas, creo en la capacidad de comprometerse y en las personas orienadas al objetivo , a la cifra, a la movilización, al “empujón” diario para que la sociedad avance, creo en los dirigentes que saben pactar y estimular el objetivo, creo en el premio a los que lo consiguen y suman día tras día. la capacidad de “hacer” puede durar hasta que dejamos de respirar, es una actitud. es la actitud de springsteen la que le mantiene responsable y vital. él, como muchos otros, han descubierto que ..”el sabio no es el que posee el conociiento, el sabio es el que hace” .

Responder

Juan Miguel, muchas gracias por compartir tu reflexión con nosotros.Comparto tu idea de que en esta sociedad ” vivimos orientados al rol”, nos preocupamos más del trabajo que desempeñamos o de lo que tenemos que de lo que realmente somos. Y en esta vida tan superficial no es de extrañar que nos olvidemos de lo realmente importante: ” pensar en qué queremos hacer en esta vida o qué queremos aportar en esta vida”. Respecto a tus últimas frases, creo que haces referencia a la idea de ” INTENTARLO” y pasar a la ACCIÖN, lo cual también comparto contigo. Un saludo

Responder

Entiendo el éxito no sólo por lo que se gana económicamente, para mucha gente lo intangible tiene más valor. En cuanto a tu pregunta final, no sé si te refieres a un éxito temporal en el ámbito laboral o al éxito de llegar a la edad de jubilación trabajando y siendo exitoso, traduciéndolo por feliz. En cualquier caso tiene que haber reconocimiento, por parte de tus superiores y por parte de tus compañeros. Y el reconocimiento no consiste únicamente en decir de vez en cuando “lo estás haciendo muy bien”. Ahí hay que mojarse, dejar a un lado lo que dice la reforma laboral y convencer con hechos y actitudes a tus subordinados de que existe el winner effect. Gracias por tu post, un saludo

Responder

Efectivamente Antonio, el éxito no va necesariamente unido a lo tangible ni al nivel económico que se haya alcanzado.El éxito lo veo como algo personal e intranferible, para una persona el éxito puede ser el sentirse útil en esta vida con lo que está haciendo; o puede ser el saberse reconocido y respectado por la gente que le rodea; o sentir que las necesidades de Maslow las tiene cubiertas; o haber ganado la batalla a una enfermedad…La pregunta que dejaba en el aire enfocando esto al tema empresarial se refiere a que, en la medida de lo posible, si le preguntásemos al trabajador ¿ qué le haría sentirse realizado profesionalmente tanto en lo que hace actualmente como en un futuro? a lo mejor sus respuestas son deseos o anhelos que están más cerca de poder ser apoyados por parte de la empresa de lo que pensamos. Y si esto fura así, imagínate el efecto positivo para la persona y por extensión para la empresa. Estoy de acuerdo contigo, la palmadita en la espalda no es suficiente; pero también es cierto que si unas palabras de gratitud o esa palmadita son sinceras por parte de quien lo dice o hace, eso también se percibe y vale de mucho. Los pequeños detalles a veces se convierten en grandes acciones. Gracias por tu comentario y un saludo.

Responder

Lo que sin duda es cierto, es que el éxito refuerza tu autoestima. Yo creo que este fenómeno tiene como resultado valorar más tus propias ideas (al haberse demostrado previamente que tuvieron éxito). Aunque el ejemplo de Springsteen es el de alguien excepcional, creo que esto ocurre a pequeña escala en la vida profesional de cada uno de nosotros.
El éxito colectivo de una empresa creo que depende bastante de la autoestima de sus trabajadores y su motivación.

Responder

Hola Arturo y muchas gracias por tu comentario, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Sin embargo, creo que el caso de Springsteen no es tan excepcional; estoy segura que hay muchas persnasen el mundo, anónimas, que realmente están llevando la vida que quieren llevar, sintiendo que tienen todo lo que necesitan; y eso también es éxito. Un saludo

Responder

Me parece de lo más acertado lo que he leído en tu post. Efectivamente si nos sintieramos y por otra parte nos hicieran sentir de alguna manera “ganadores”, posiblemente no nos sentiríamos a veces (amenudo en muchos casos) derrotados. Nuestro ahínco profesional sería muy distinto y casi que con toda seguridad nuestro trabajo se parecería más al del artista al que haces referencia……………

Responder

Hola Luisa y muchas gracias por tu comentario. Es un acicate y es gratificante recibir felicitaciones de los demás, sin duda. Pero yo creo que el verdadero motor que nos tiene que mover en todo momento y la sensación del éxito sólo puede salir y puede estar dentro de nosotros mismos. Me quedo con una palabra que dices ” ahínco”, o perseverancia, o empeño, eso es un factor clave en el camino hacia el éxito personal y profesional de cada uno. Un saludo

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  981 262 989 | 690 632 520     ev@evconsultoriaalimentaria.com 
XSLT Plugin by Leo Jiang