De nuevo, el Sensacionalismo con los Alimentos

De nuevo, el Sensacionalismo con los Alimentos y su Etiquetado - Nueva Ley -  EV Consultoría y Calidad AlimentariaEl artículo de hoy lo motiva un amigo, y en concreto una afirmación contundente que me hizo” los azúcares añadidos son malos, dañinos para la salud, hay que evitarlos como sea”. Le pedí que me explicase cómo había llegado a esa conclusión. Había leído un artículo en un periódico. Tal fue su rendición a dicho artículo que no conseguí hacerle ver que ante un artículo hay que saber ver quien lo escribe, con qué fines y qué lo ha motivado.

Ya son muchas veces en las que me habéis escuchado decir que el tema de la alimentación tiene algo que da mucho juego al marketing: el sensacionalismo. Y el tema de los azúcares, añadidos o no, han dado mucho juego.

La primera gran confusión que he notado con el eslogan de “sin azúcares añadidos” es que algunas personas lo interpretan como “sin azúcar”. Gran error. Podemos encontrarnos alimentos que indican esta afirmación en la etiqueta y que sin embargo contienen hasta 10 gr de azúcares por cada 100 gr del alimento.

En mi opinión los eslóganes que, a bote pronto,  aportan información de valor al consumidor serían: “bajo contenido en azúcar” y “sin azúcar” porque ya hemos visto que el eslogan “sin azúcares añadidos” aporta una información que puede inducir a confusión. Todos ellos aparecen en la legislación.

No estoy diciendo que los empresarios de empresa alimentaria sean malos  o que la ley de etiquetado sea incorrecta. De hecho, aquellos empresarios que se acogen a la ley actual, si hacen uso de alguno de los eslóganes antes mencionados, tienen que mencionar la cantidad de azucares en la tabla nutricional.  Y la buena noticia es que a partir de  diciembre de 2014 todos los empresarios  deberán adaptar su etiquetado  a la nueva ley y deberán  especificar en la etiqueta la cantidad de azúcares independientemente de que indiquen alguno de los eslóganes citados.

Seguramente os estaréis preguntando ¿cuál es la cantidad recomendable diaria de azúcares simples en la dieta? Tricky question, si me lo permitís. No existe  unanimidad respecto a este valor, los valores recomendados por la industria pueden diferir de los recomendados por las autoridades sanitarias; los valores de América pueden diferir de los valores para Europa, etc . Mi opinión, y repito, es una opinión personal, la recomendación que más me convence es la de la American Heart Association que se decanta por los 30 gr/día de azúcares simples para un adulto con una actividad física moderada.

Otra pregunta que os puede estar surgiendo es ¿el azúcar es dañino para la salud? Ante esta escueta pregunta mi respuesta sería  NO. Sin embargo si la pregunta fuese ¿ un exceso de azúcar puede ser dañino para la salud? Entonces mi respuesta sería un SI y siempre con matices.

Entre los artículos que se pueden leer a este respecto podemos encontrar corrientes que exigen que haya un control férreo a la industria apoyándose en la ley de etiquetado. En mi opinión, y una vez más, mi apuesta es la de  formar a las personas para que hagan una compra inteligente de alimentos. Y tú ¿ qué opinas?

Aprovecho para adelantaros que en breve lanzaré dos cursos en esta línea. Uno dirigido a cualquiera de nosotros como consumidores que somos, con el fin de llevar a cabo una compra inteligente de alimentos aprendiendo a interpretar la etiqueta. Será un curso eminentemente práctico y participativo.

El otro curso estará dirigido a personal profesional directamente relacionado con el etiquetado de  los alimentos en el cual abordaremos el presente y futuro de la ley de etiquetado de los alimentos. Será un curso que abordará tanto la legislación horizontal como vertical, en el cual compararemos presente y futuro del etiquetado de los alimentos y también  será práctico y participativo.

¿ Qué os parecen ambos cursos?

Si te ha gustado el artículo y te gustaría saber más sobre el tema te invito a contactar conmigo desde ev@evconsultoriaalimentaria.com o bien llamando al 690 63 25 20.

Autor: Esther Vázquez Carracedo directora de EV Consultoría Alimentaria.

¿Te ha resultado interesante?

Ayudamos a tu empresa alimentaria. ¡No dudes en contactar!

Blog de Esther Vázquez – Artículos de interés sobre Consultoria Alimentaria en el ámbito Corporativo, Temática empresarial
Tema de hoy: De nuevo, el Sensacionalismo con los Alimentos y su Etiquetado – Nueva Ley – EV Consultoría y Calidad Alimentaria – 690 632 520
Compartir

14 Comentarios. Deja un comentario

Hola. La legislación a la que haces referencia supongo que será la del Reglamento europeo sobre información al consumidor. Es aplicable a partir de diciembre de 2014 pero la parte de la información nutricional no es obligatoria hasta el 2016 creo. En cuanto a los de los azucares añadidos, sin azúcares y bajo contenido en azúcares la verdad es que a mi me parece un poco lioso, porque se puede dar la circusntancia que en la lista de ingredientes no figure por ningún sitio el azucar pero luego en el apartado de azúcares aparezca en gran dosis, como ocurre en los porductos lácteos a cuenta de la lactosa de la leche. luego está el hecho de que la información nutricional puede hacerse mediante tablas, por bibliografia, no necesariamente en laboratorio. cuando uno maneja varios proveedores de un mismo producto puede ver que hay bastante diferencia a la hora de dar esta informacion, ya no te digo si usas bibliografia. por ultimo decirte que en este reglamente se indican ya las cantidades de ingestas diarias recomendadas.
Un saludo

Responder

Hola Alberto. En primer lugar pedirte disculpas por esta demora en responder; se han unido unos compromisos imprevistos además de un resfriado propio de este cambio de tiempo. En segundo lugar darte las gracias por todas tus aportaciones. Efectivamente me refiero al reglamento europeo sobre información al consumidor que sustituirá a la actual directiva sobre etiquetado de los alimentos.Has hecho un buen matiz en relación a los plazos de aplicación, sin embargo hay que mirar con atención al artículo de medidas transitorias. Para aquellos fabricantes que a día de hoy no ponen ninguna información nutricional en la etiqueta de sus productos, pueden seguir así hasta el año 2016.Sin embargo, aquellos que actualmente la ponen de manera voluntaria indicando los nutrientes que ellos quieran tendrán que armonizarse con el nuevo reglamento a partir del diciembre 2014.Mi impresión es que este último supuesto será el que prevalecerá por un mero motivo comercial.Respecto a lo que comentas de los azúcares, realmente no es extraño que te puedas encontrar con eso ya que en el listado de ingredientes aparecen desglosados únicamente los ingredientes y en la tabla nutricional aparecen los nutrientes lo cual son dos cosas distintas.Por último una última aclaración; efectivamente en el mencionado reglamento aparecen las ingestas diarias recomendadas pero se refiere a las ” europeas”. Ya he adelantado en mi artículo que éstas pueden varias según los países.Un saludo

Responder
Daniel Bouzas
10 noviembre, 2013 22:04

Artículo interesante como a los que nos tienes acostumbrados. En mi opinión este asunto puede ser abordado desde varios ángulos. Algunos de ellos serían: 1- Educación del consumidor; 2- Control por parte de la autoridad competente de los productos y elaboradores; 3- Responsabilidad mayor de los elaboradores y de los profesionales asesores de los elaboradores.
Es de hacer notar que las autoridades de la salud pública (en cualquiera de sus ámbitos) están procurando una disminución de la ingesta de determinados alimentos, entre los que se encuentra la sal común (NaCl), las grasas y el azúcar y nosotros podemos a través de una actividad de extensión, colaborar con ese objetivo tan importante para cuidar la salud de la población en general. No se trata de demonizar a estos alimentos, sino de crear conciencia sobre sus perjuicios cuando se consumen de manera inadecuada, especialmente en niños. Un abrazo a los colegas.

Responder

Hola Daniel. Muchas gracias por tus amables palabras y por tu aportación.No te falta razón, e incluso podríamos extender tu aportación a las proteínas y a las vitaminas y minerales en el sentido de que su consumo inadecuado tanto por exceso como por defecto también pueden ser perjudiciales para la salud. Como bien indicas, hace falta crear conciencia de la importancia de la alimentación en nuestra salud y a partir de ahí crecerá el interés por formarse e informarse en esta materia.Un saludo

Responder
Luis Gutiérrez Castañeda
10 noviembre, 2013 8:35

Esther, gracias por tu aportación de la información con relación a el azúcar.
No tengo problemas de ningún tipo, me interesa el buen comer y es mi razón de leer artículos tan interesantes como el tuyo.
Es muy importante el podernos edificar con ayuda de personas tan profesionales como tu.
¿Podre tener acceso a tu curso a pesar de no ser profesional del tema y de otro país?
Te mando un afectuoso saludo Esther.

Responder

Hola Luis y muchas gracias por tus generosas palabras además del interés que has mostrado por los cursos que propongo. He investigado por linkedin y si no me equivoco actualmente resides en México verdad? El hecho de que no seas profesional del tema no es importante ya que el curso sobre Interpretación del Etiquetado de Alimentos va dirigido a cualquier consumidor independientemente de su nivel de conocimientos o de su profesión, sólo cuenta el hecho de que muestre interés en conocer más acerca de los alimentos y cómo su comportamiento de compra en este sentido puede impactar en su economía doméstica, en su salud, en su entorno social y en el medioambiente. Actualmente me entristece no poder solventar el hecho de que estés tan lejos, ya que es un curso que, en principio, y para sacarle el mayor provecho, requiere una asistencia presencial por su caracter eminentemente práctico y participativo. De todas manera no dejes de consultarme cualquier duda que te surja, bien de forma espontánea o bien por motivo de alguno de los artículo que vaya escribiendo o de los ya publicados.Recibe un afectuoso saludo desde España.

Responder
albeyro gaitán celis
8 noviembre, 2013 4:56

me interesa mucho el de rotulado y lo que tenga que ver con tablas nutricionales, sobre todo a futuro con los nuevos cambios que se vienen en Colombia a partir de julio de 2014 con la expedición de la resolución 2674 de 2013 que modifica el decreto 3075 de 1997 en legislación sanitaria. agradezco su colaboración y apoyo.

Responder

Hola Albeyro,y muchas gracias por el interés mostrado por los cursos sin embargo lamento decirte que dichos cursos se centran en la legislación europea, nacional española y regional de Galicia. Si quieres coméntame de manera más concreta qué es lo que necesitas. Se me ocurre que si necesitas adaptar el etiquetado de algún alimento de Colombia para exportar a la UE puedo ayudarte.Un saludo

Responder

me apunto al curso para consumidores. muy interesante.

Responder

Muchas gracias Cristina. No te preocupes que te aviso. Un saludo

Responder

Buenos matices, como siempre. Ya comenté en algún post tuyo mi debilidad por los dulces, que mantengo a raya todo lo que mi voluntad permite y el recuerdo de mi fallecido padre impone, porque fueron las consecuencias y complicaciones de una diabetes lo que acabó con él, un goloso empedernido. Esa herencia me la dejó.
Pues a mi, el término “sin azucares añadidos” me dice que el producto ofrecido no lleva más azúcar que el que es consustancial a su propia naturaleza. Lo observo en conservas de fruta, sobre todo. Casi siempre leo la composición de los dulces y la repostería industrial y eso me lleva a rechazar muchos productos: azúcar + glucosa + jarabe de glucosa + etc, no entiendo el por qué, aunque imagino que todo eso también actúa como conservante.
En cuanto a los cursos, me parecen interesantes, más el primero, como consumidor, el segundo menos, por ser más técnico; nada tengo que ver con la industria alimentaria.
Un saludo

Responder

Hola Antonio y, de nuevo, muchas gracias por tu comentario, a la vez que quiero decirte que es un placer tenerte como lector.Lamento mucho lo de tu padre y ahora comprendo mejor tu interés por el mundo de los alimentos. Con tu situación de persona diabética, me atrevo a decir que eres un consumidor atípico que efectivamente lee las etiquetas y se interesa por formarse en este tema porque tu salud está ligada a los alimentos que consumes, en menor o mayor medida dependiendo de tipo de diabetes. Contestando a tu duda, los ingredientes que mencionas no son aditivos en sí mismos.Si están en grandes cantidades como en mermeladas confieren al alimento un elemento protector por el simple hecho de que las bacterias no crecen bien en medios tan dulces. En otros alimentos, no denominados dulces por decirlo de algún modo, su función principal es la de endulzar o amortigar un sabor ácido.De nuevo gracias por la opinión que has emitido acerca de los cursos. Un saludo

Responder

hola Esther, Creo que es fundamental para los consumidores el conocer y comprender el contenido de los productios alimentarios, concretamente aspectos “clave” como el contenido en azúcar de los mismos. La sociedad es cada vez mas consciente de la importancia de la alimentación en la salud pero aún queda mucho camino por andar. En algunos estabecimientos californianos el cliente ya puede consultar mediante scaner información avanzada sobre el producto que va a consumir. además el número de blogs y websites especializados en alimentación es considerable, y las redes sociales contribuyen al intercambio de información entre consumidores. En este sentido, la compra inteligente es fundamental y la formación para conseguirla, mas que necesaria.

Responder

Hola Arturo, muchas gracias por tu comentario y decirte que me alegra mucho tenerte como lector.Efectivamente las fuentes de información y los soportes mediante los cuales podemos conseguirla son innumerables pero el quid de la cuestión sigue estando en la propia formación del consumidor, y si me lo permites, en el grado de rigor de la información a la que todos podemos tener acceso.En mi opinión, la información clave del etiquetado dependerá mucho de las necesidades o situación de salud particular que pueda tener un consumidor, no mirará los mismo un consumidor con diabetes, que uno con problemas renales, que uno preocupado por su obesidad,etc.En lo que se debiera poner empeño es en indicar la información de una manera sencill, pero repito, previamente el consumidor se debe preocuparse de adquirir los conocimientos para entenderla. Un saludo

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  981 262 989 | 690 632 520     ev@evconsultoriaalimentaria.com 
XSLT Plugin by Leo Jiang