¿ Algo nuevo…?

Esther Vazquez - Calidad Alimentaria - ¿Algo nuevo?Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a unas jornadas sobre RSC o RSE o RS, en adelante, Responsabilidad Social. Mi principal interés es intentar encajar todos estos términos que surgen dentro del  amplio engranaje que supone una gestión empresarial global. Para los que ya me conocéis el objetivo no es otro que aclarar términos y poner cada uno en su lugar con el ánimo poder separar lo que es realmente innovación que aporta Valor de lo que ya no lo es tanto. En esta línea ya escribí otro artículo en el pasado. Os dejo el link

http://www.evconsultoriaalimentaria.com/2012/07/%c2%bfse-han-dado-cuenta-los-directivos/

Escuchando a los invitados de la jornada y leyendo las opiniones de los expertos en esta materia en un informe anual uno cae en la cuenta de que la aplicación de la  Responsabilidad Social puede ser desde muy amplia hasta muy simple. Podemos encontrarnos con  una actuación de Responsabilidad Social  referida al al medio ambiente y en particular enfocada a un ahorro de agua en nuestro proceso productivo. Ya estamos haciendo Responsabilidad Social.

Pero para quienes lo vemos en un sentido más amplio podría equipararse al modelo de gestión EFQM de Excelencia el cual ya tiene sus orígenes en el 1991. Y la comparación no parece  descabellada. Ambos tienen como objetivo lograr la Sostenibilidad y Competitividad de las empresas. Ambos buscan satisfacer a los grupos de interés de la empresa. Recordemos que hace años  se hablaba de grupos de interés refiriéndonos  únicamente a los clientes, accionistas y empleados. Ahora hay que abrir ese abanico e incluir a ONGs, grupos ecologistas, asociaciones de consumidores, medios de comunicación, AAPP, etc

Las conclusiones y percepciones que he sacado de dicha jornada fueron:

  • El gran desconocimiento que existe sobre el término de Responsabilidad Social entre los empresarios, en especial de pymes
  • La Responsabilidad Social se asocia a grandes empresas
  • La nula o poca Comunicación que las empresas están haciendo sobre las actuaciones que llevan a cabo en este campo. Y esto no le ocurre sólo a las pymes, las grandes empresas también se han dado cuenta. Por ejemplo, un representante de la Fundación Telefónica afirma que “llevamos muchos años haciendo voluntariado, ahora estamos centrados en comunicarlo”. Otro ejemplo son los programas que hemos visto en TV como “Código Emprende “o “Tu Oportunidad”. Estos programas corresponden a políticas de Responsabilidad Social de determinadas empresas que los hacen posibles y que están enmarcados dentro de una política de Responsabilidad Social referida a  la “creación de empleo”. Otro ejemplo son aquellas empresas que han hecho un gran esfuerzo por mantener su plantilla y las condiciones laborales en estos tiempos de crisis; posiblemente no lo saben o no se han dado cuenta pero se han comportado de manera “ socialmente responsable”
  • Aquellas empresas invitadas a la jornada que habían o estaban implantando políticas de Responsabilidad Social en su empresa no fueron capaces de dar unos indicadores o parámetros de medición para calcular  el retorno o beneficio de haber implantado esa actuación.
  • Personalmente percibía un cierto pudor entre las empresas allí presentes  en reconocer o admitir que una actuación de Responsabilidad Social estaba, a su vez, generando un beneficio económico a la empresa. Esta realidad no se mencionó hasta que uno de los invitados, un empresario de pyme, manifestó abiertamente que si no ve un resultado económico positivo, la pyme difícilmente se decidirá a implantar políticas de Responsabilidad Social.

Respecto a esto último, solo decir que se puede y, considero que  se debe, medir el impacto que tiene las políticas de Responsabilidad Social en los resultados económicos de la empresa.

En otro orden de cosas, os dejo unos datos.

  • Según el Eurobarómetro de la CE, el 75% de los españoles está interesado en lo que hacen las empresas para actuar de forma responsable.
  • Según un reciente estudio publicado por  Nielsen sobre Responsabilidad Social, el 40% de los españoles están dispuestos a pagar más por productos que provienen de empresas que trabajan en la mejora de la sociedad.

¿Qué opinión os merecen estos datos?

Y por último me gustaría lanzar una pregunta, o más bien una reflexión ¿ por qué creéis que los empresarios, en especial los de pymes, están poco interesados en conocer el concepto de Responsabilidad Social y/o de implantarlo? ¿ porque no han visto una  “ subvención que respaldase estas políticas?    ¿ porque también tienen cierto desconocimiento del término  Innovación y no se plantean nuevos modelos de gestión empresarial? ¿ porque tienen una visión empresarial del corto plazo? Y seguro que hay muchas otras opiniones al respecto. Me gustaría conocer la vuestra.

Si te ha gustado y quieres saber más sobre el tema no dudes en llamarme al 690 63 25 20 o escribirme a la dirección ev@evconsultoriaalimentaria.com

Autor: Esther Vázquez Carracedo directora de EV Consultoría Alimentaria

Más información en www.evconsultoriaalimentaria.com

¿Te ha resultado interesante?

Ayudamos a tu empresa alimentaria. ¡No dudes en contactar!

Blog de Esther Vázquez – Artículos de interés sobre Consultoria Alimentaria en el ámbito Corporativo, Temática empresarial
Tema de hoy: ¿ Algo nuevo…? – responsabilidad social – EV Consultoría y Calidad Alimentaria – 690 632 520
Compartir

6 Comentarios. Deja un comentario

Hola Esther, como siempre, me ha gustado mucho tu artículo.
En mi opinión la R.S. no es algo tan desconocido como parece, hace varios años que las administraciones públicas las están apoyando. No puedo concretar el tipo de medidas de apoyo, pero estoy segura de existen desde hace tiempo y son bastantes las pymes que la conocen, otra cosa es que tengan interés en aplicarla.
También creo que mucho antes de que se inventase el nombre R.S. las empresas realizaban acciones que podrían ser consideradas como tal. La cuestión está en que tal vez la motivación de las mismas no esté relacionada con la sostenibilidad ni con el altruismo, yo creo que tienen más que ver con la imagen que la empresa proyecta a la sociedad pues no podemos olvidarnos de que interactúan con ella constantemente. digamos que veo este tipo de acciones más cercanas a un “patrocinio” (me gasto el dinero en “esto” para que conseguir buena imagen) que con una verdadera responsabilidad social. La comunicación de estas acciones estaba orientada al público al que querían ganar, con la R.S. podremos llegar a un colectivo mucho mayor pues, además, ahora hay más público interesado en este tipo de acciones.
A pesar de todo, soy optimista, pues creo que si la sociedad exige una actitud responsable ,las empresas se moverán para agradar socialmente, aunque sea “por el interés te quiero andrés” mejoraremos.

Responder

Muchas gracias Cristina por tu comentario. Estoy plenamente de acuerdo contigo, muchos empresarios en el pasado e incluso en el presente hicieron y están haciendo muchas actuaciones referidas a la RS sin saberlo. Se me da por pensar que cualqueir empresario con una clara orientación al Cliente se preocupa por la imagen de la empresa para fidelizarlo.Y a partir de este pensamiento surgen actuaciones que tienen mucho que ver con la RS. Igualmente, y cada vez más, seremos los consumidores los que definamos lo que las empresas acaben produciendo en el futuro, tipo de producto, atributos…al menos en el mundo más desarrollado. Por tanto coincido en que no es algo muy novedoso, otra cosa es que ahora se esté promocionando desde diferentes ámbitos. Por ejemplo, desde la Xunta salieron unas subvenciones en relación a este tema. Un saludo

Responder
Federico Tost
30 julio, 2014 10:25

Esther, felicidades por tu artículo.

Las preguntas que planteas son muy interesantes y analizables desde diversos enfoques.

Evidentemente las empresas necesitan dedicar recursos a la innovación. Sin ella, y más en un contexto como el actual, difícilmente saldrán adelante. El problema es combinar esta necesidad de futuro con la batalla del día a día para cuadrar la cuenta de explotación mensual y la tesorería … Y para ello hay que ser atrevido y asumir unos riesgos, que en realidad no son tan importantes considerando que en caso contrario la inacción llevará a la desaparición de la empresa por muerte natural …

Respecto a la RS, y un poco por lo mismo, al pequeño empresario le cuesta adentrarse en estos términos si no ve un beneficio a corto plazo, y coincido plenamente contigo en que hace falta una adecuada comunicación de las acciones y logros de la implementación de esta política. Es un activo de la empresa que el consumidor debe conocer y valorar.

En ocasiones puede suceder que el empresario tema que el consumidor considere el uso de la RS como un “pretexto” para dar empuje o publicitar la empresa sin un trasfondo real.

Y como en cualquier acción que se realice, la medición coste-beneficio es fundamental, aunque la valoración de los parámetros utilizados puedan ser compleja.

Un cordial saludo.

Responder

Muchas gracias Federico por tus amables palabras y por compartir tus opiniones. Me he gustado mucho que pusiese sobre la mesa una idea que muchas veces se nos pasa por algo y que uan vez planteada nos lleva a la reflexión. Como bien apuntas, hoy más que nunca se asumen retos ( riesgos si queremos) pero el riesgo de no hacer nada o de mantener el status quo o dejarnos lelvar por la inercia puede tener consecuencias muy negativas.
Conociendo el campo profesional al que te dedicas creo que podrás comprender el siguiente planteamiento o pensamiento que se me ocurre ” la RS es el arte de convertir lo intangible en tangible”.
Personalmente, y creo que a poco que se reflexione todos podríamos llegar a la misma conclusión, no veo nada malo el obtener un beneficio económico a la ves que se hace una actuación social. Aquí nos haría falta unas buenas dotes Comunicativas por parte de la empresa y una adecuada formación, información o conocimiento por parte del consumidor. Un saludo

Responder
Federico Tost
30 julio, 2014 12:01

Gracias a ti Esther por compartir tus experiencias.

Y tienes razón en tu pensamiento sobre la RS, aunque … ¡¡cuan difícil suele ser la conversión y valoración de lo intangible en tangible!!.Y sobre todo que los responsables y accionistas de la empresa lo sepan percibir.

Pero sin duda es un elemento, además de necesario socialmente, diferenciador y que puede permitir a la empresa un plus que la haga destacar frente a su competencia y dotarle de una posición de privilegio en su sector.

Se me ocurre el ejemplo de una Cooperativa agraria en la provincia de Girona (no haré publicidad …), muy reconocida, además de por la calidad, porque la mayor parte de sus miembros son personas discapacitadas. Actuando sólo en Cataluña, ha obtenido el reconocimiento como tercera mejor compañía responsable española en el sector alimentario y novena española global.

un cordial saludo.

Responder

Hola de nuevo Federico. Reconozco la cooperativa de la que hablas.Es un buen ejemplo. Un poco al hilo de esto, comentsr que el año pasado el Parlacmento Europeo pidió que se potenciasen las cooperativas y la economía social para salir de la crisis. En otro orden de cosas, te puedo decir que esas mediciones, a vecs, no son tan complicadas.Y por otro lado, aunque no existe una metodología común de medición en relación a la RS, ya hay varias herramientas disponibles. Un saludo

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  981 262 989 | 690 632 520     ev@evconsultoriaalimentaria.com 
XSLT Plugin by Leo Jiang