Decisión empresarial ¿fácil, difícil, comprensible, no comprensible?

EV Consultoria Alimentaria -Decisión empresarial

Toma de decisiones en la empresa

Algunos asuntos personales y profesionales  han impedido ponerme a escribir durante unos meses. Esta tarea requiere  el tiempo  y el esfuerzo necesarios para  hacerla lo mejor posible. La recompensa son todos vuestros comentarios y por ello me estaba tardando el momento de retomar el blog.

Hoy me gustaría contaros una historia.

Había una vez…..un empresario que operaba en el sector alimentarlo y  que, en plena crisis económica mundial, tenía un negocio sin problemas de liquidez, ni de clientela; vamos, lo podríamos llamar océano azul u oasis en el desierto. Sea como fuera, un negocio así demanda también atención.

Sin embargo, este empresario estimaba ( y digo estimaba porque no llevaba ningún tipo de contabilidad de costes) que su negocio podía ser más productivo y rentable de lo que era. Con razón, uno de sus principales problemas era rotura de stocks.

Acertadamente, dicho empresario tenía la profunda sensación de que  necesitaba hacer algo, era consciente de que el rápido crecimiento de la empresa había sido desordenado y que ahora los problemas de falta de gestión empezaban a aflorar.

Dos ideas le rondaban por la cabeza a este empresario que se materializaron en dos propuestas.

Primera propuesta.

Crear una web de venta online para lo cual le presupuestaron, sólo por crear la web, unos 3000 euros.

Segunda propuesta

Implantar un sistema de organización interna y  planificación de la producción; optimizar  procesos; implantar contabilidad de costes e innovar en sus productos teniendo en cuenta la tendencia del mercado . Implícitamente en este proyecto de mejora estaba incluida la formación y motivación a los empleados. El presupuesto rondaba los 10 mil euros y el plazo de ejecución era de unos 4-5 meses.

En mi opinión, un buen empresario analizaría bien las opciones antes de tomar una decisión. Y como mínimo, a bote pronto, se me ocurren las siguientes preguntas o valoraciones en términos muy generales y a grosso modo.

Respecto a la primera opción de la venta online me hago las siguientes preguntas:

–          ¿Tiene un problema de ventas esta empresa realmente?

–          ¿Conoce el porcentaje de facturación o el margen que tiene la venta online en su sector?

–          ¿Se ha informado de los costes de logística?

 

Respecto a la opción de implantar técnicas de mejora continua y de innovación tendría en cuenta lo siguiente:

–          Planificar la producción para satisfacer toda la demanda supondrá  VENDER MÁS

–          Mejorar el margen operativo supondrá  GANAR MÁS

–          Estandarizar los procesos supondrá  FIDELIZAR CLIENTES

–          Incrementar la productividad en valores de hasta un 40% supondrá VENDER MÁS y/o disfrutar de más TIEMPO LIBRE

–          Reducir defectos de No Calidad logrando hasta el 0% de defectos supondrá MENORES COSTES DE PRODUCCIÓN

–          Reducir los desperdicios hasta el 5% supondrá MENORES COSTES DE PRODUCCIÓN

–          Innovar en  productos supondrá apertura a   NUEVOS CLIENTES

En definitiva, en esta segunda propuesta se le propone a la organización lograr un alto nivel rendimiento y además producir un producto que satisfaga las necesidades de cliente en tiempo y forma.

Ahora sólo queda tomar una decisión empresarial.

Os invito a poneros en la piel de este empresario. ¿Cuál sería vuestra decisión empresarial? ¿Qué más cosas analizaríais?

¿ Qué propuesta os gusta más?

 

Autor: Esther Vázquez Carracedo directora de EV Consultoría Alimentaria.

Interim Manager para la Empresa Alimentaria.

Desarrollo y Ejecución de Proyectos de Mejora Continua en la Industria/Empresa Alimentaria.

Especialista en Gestión de  Calidad y Seguridad AlimentariaLegislación Alimentaria, Etiquetado de Alimentos e Innovación Alimentaria.

Contacto: ev@evconsultoriaalimentaria.com o llamando al 690 632 520.

Más información en www.evconsultoriaalimentaria.com

¿Te ha resultado interesante?

Ayudamos a tu empresa alimentaria. ¡No dudes en contactar!

Blog de Esther Vázquez – Artículos de interés sobre Consultoria Alimentaria en el ámbito Corporativo, Temática empresarial
Tema de hoy: Decisión empresarial ¿fácil, difícil, comprensible, no comprensible? – EV Consultoría y Calidad Alimentaria – 690 632 520
Compartir

10 Comentarios. Deja un comentario

Gracias por tu análisis, esther. Opto también por la segunda y el abordaje de la primera en otro momento. Tampoco descartaría estudiar nuevos mercados nacionales e internacionales, hecho el trabajo organizativo.

Responder

Muchas gracias por tu comentario Isabel. Precisamente acabo de escribir un comentario en uno de los grupos de linkedin respecto a otro comentario que hizo la empresa A2A International. Lo escribo aquí. Imaginemos que ambas opciones son necesarias aunque vista la exposición del caso no lo comparta; recordemos que esta empresa no tiene un problema de clientela y además no es capaz de atender a la que tiene actualmente. ¿ Compatibles? Parto de la premisa que los recursos económicos, pero casi más importante en este caso, de tiempo y de personal, son finitos.Tanto la segunda opción como la primera tienen sus requerimientos de tiempo y esfuerzo por parte de la empresa. Si me apuras, antes de ponerme con la opción de venta online primero tendría que hacer un trabajo previo para garantizar una homogeneidad, un plazo de entrega y una línea de productos( y ya sin ponerme en el precio de esos productos de venta online). En todo caso, bajo la hipótesis de que ambas son necesarias, creo que la elección en estos momentos respondería más a un tema de prioridades. Respecto a abrir nuevos canales de venta o aumentar clientela ( que es lo que se pretendería con la opción de venta online), en mi opinión, la apertura nuevos mercados la haría dentro de mi mercado local o más cercano más que hablar de mercados en otras comunidades autónomas. Pero esto habría que valorarlo mejor con datos en la mano relativos al coste de envasado y distribución de productos alimenticios refrigerados. A lo mejor desde tu experiencia nos podías dar alguna pista. Estaría encantada de leerla.Un saludo

Responder
Federico Tost
14 enero, 2015 9:22

Apreciada Esther,

Muchas gracias por compartir tus reflexiones.

La situación que explicas es muy cierta y habitual, y en algunos casos no comprensible (la reacción o decisión del empresario…).

La propuesta de la web tal como se plantea yo la calificaría simplemente de “idea”, pero sin un desarrollo de su necesidad y/o utilidad. Independientemente de ello, en términos de costes no sólo se trataría de crear una web, sino de dotarla de contenido, mantenerla, publicitarla, posicionarla en la red, … , con sus consiguientes cargas de tiempo y dinero.

Desde el punto de vista de la implantación de un sistema de organización interna, los beneficios futuros que se obtendrán serán innegables e incomparables con la opción de la web. ¿Mayor inversión?. A corto plazo sí, pero la rentabilidad económica y la mejora de la imagen de la empresa será notablemente mayor y sostenida en el tiempo.

Recientemente estuve dando una formación financiera en una empresa, en este caso del sector textil, y el punto de partida me resulta muy próximo al que planteas, al tratarse de una empresa con crecimiento sostenido los últimos años, saneada, … pero con muy poca información (únicamente la contabilidad general) para poder gestionar mejor la empresa. El próximo mes me comprometí a hacerles un diagnóstico para poder proponerles mejoras de gestión de la empresa.

Desde mi punto de vista, más orientado al control de gestión, disponer de una contabilidad analítica y presupuestaria, así como por ejemplo de cuentas de explotación por líneas de producto o referencias son aspectos que permiten tomar decisiones importantes para la rentabilidad futura de la empresa.

Un cordial saludo.

Responder

Muchas gracias Federico por tu comentario, lo comparto totalmente. Puedo decirte que en a segunda opción, la parte que contribuiría en mayor medida a los resultado económicos sería, en este caso, sin duda,la parte que no se refiere al área contable -financiera; sin embargo, como bien dices hacer una cosa sin la otra no tendría sentido porque si las mejoras no las trasladas a resultados económicos ( directa o indirectamente) no tendrían mucho sentido. Por otro lado, una vez que la empresa se conociese bien así misma y tuviese indicadores para ello ya estaría en condiciones de tomar decisiones muy bien argumentadas.Como siempre, un placer compartir experiencias contigo.Ah! No me cabe la menor duda de que serás de gran ayuda a esa empresa textil. Un saludo

Responder
Jose Iglesias
13 enero, 2015 17:07

muchas gracias por tu artículo, esther.
no hay mucho que opinar, no se puede comparar peras con manzanas. la segunda propuesta es la única que aporta valor a la organización, la primera, en una empresa que rompe stocks, es incomprensible.
la inversión, para todo lo que se propone, es ridícula. Desconozco lo que se está ofreciendo en el mercado español ahora, pero con eswe presupuesto resulta una inversión muy interesante.

Responder

Gracias a ti Jose Iglesias por tu comentario, de verdad. En el título del artículo he incluido la palabra ” comprensible” no sin motivo. A personas que estamos relacionadas con la gestión de empresas, con una visión global, nos puede parecer muy obvio todo. Sin embargo, todos sabemos que el desconocimiento en algo nos hace cometer errores. Haciendo alusiñon a lo que has mencionado, efectivamente, cuando uno no conoce un tema puede mezclar conceptos; y por otro lado, no menos despreciable, debemos asumir que a veces se toman decisiones que no obedecen a la razón, que están cargadas de subjetivismo y de falta de datos objetivos. Sólo queda respetarlas. Te agradezco especialmente un punto donde has puesto el foco, es decir, en hacer la valoración de los presupuestos que se le pusieron sobre la mesa. De hecho he puesto esos datos con esa intención. Has estado muy certero. Un saludo.

Responder

Buen artículo Esther, yo creo que en ese caso optaría por la segunda.

Responder

Hola Gonzalo, muchas gracias por tu participación. Estoy de acuerdo contigo; además de más que probables resultado del ROI con esta segunda opción el empresario empezaría a tener un mayor y mejor control sobre el negocio. Un saludo

Responder

Estimada Esther,

Creo que tu propuesta daría para escribir sobre ella ampliamente, pero con el fin de sintetizar y ser conciso, mis ideas en relación a lo que propones son las siguientes:

– Yo empezaría por hacer un buen análisis de la salud y situación real de la empresa en los distintos aspectos económicos y financieros que tu ya has apuntado: Administración, Gestión de Almacenes, Costes, Productos, Clientes, Márgenes, Ventas, Rotación del Stock, Periodos de Maduración, Tesorería, Rentabilidad Económica y Financiera, Apalancamiento, Punto de Equilibrio, etc., etc.

– Con el análisis de dicha información decidiría qué aspectos de la empresa requieren ser modificados, estableciéndolos por orden de importancia y/o urgencia.

– Probablemente de dicho análisis podrían resultar aspectos que ni siquiera el propio empresario había tenido en cuenta o conocía.

– Finalmente establecería un calendario con el tiempo aproximado para llevarlo a cabo

Siempre es un placer poder intercambiar criterios profesionales contigo. Un abrazo,

Lino Rodríguez

Responder

Hola Lino, para mí también es un placer intercambiar puntos de vista o profundizar en un mismo punto de vista. Acertadamente estás hablando de hacer un diagnóstico previo de una empresa antes de proponer una solución. Y como bien dices, en el transcurso de ese diagnóstico pueden salir a la luz deficiencias en las cuales no habíamos caído.Y tras el diagnóstico, si se trata de un ” informe de diagnóstico” amplio y complejo, habrá que establecer prioridades. En el caso de una empresa alimentaria hay prioridades que ” asuntos ” que atender independientemente de su coste. Pero salvando éstos habría que priorizar teniendo muy en cuenta el impacto económico en la empresa y siempre con una visión global. Decirte que la segunda opción se hizo en base a un diagnóstico previo.Un saludo

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  981 262 989 | 690 632 520     ev@evconsultoriaalimentaria.com 
XSLT Plugin by Leo Jiang