¿Y si lo miramos con otras gafas?

¿Y si lo miramos con otras gafas? - Etiquetado - EV Consultoría y Calidad AlimentariaPor una razón u otra los alimentos transgénicos, en adelante OGM,   aparecen en nuestras  vidas. Actualmente el motivo podría ser las negociaciones del tratado de libre comercio entre EEUU y la UE  o el descubrimiento de un nuevo alimento transgénico por parte de  investigadores españoles.

Sea como fuera en este asunto debemos tener en cuenta  tres grandes grupos de opinión:

–          aquellos  profesionales que defienden que los alimentos transgénicos no suponen un riesgo para la salud

–          aquellos grupos  anti OGM que tratan de esgrimir toda clase de argumentos en contra, algunos de los cuales han sido fácilmente rebatidos por la evidencia científica.

–          la percepción del consumidor, que en Europa es una negativa hablando en términos generales. Desde mi punto de vista, esta es la opinión más importante a escuchar para todo aquel que opera dentro del sector de la comercialización de alimentos.

Sabiendo que….

A)     En Europa, los alimentos OGM deben pasar una rigurosa evaluación antes de ser autorizados para consumo humano.

No entro a valorar si el procedimiento está bien planteado. Sería como plantearse si el procedimiento para autorizar un  medicamento lo está. Posiblemente la respuesta más coherente sería decir que dicho procedimiento “es mejor que ayer pero peor que  mañana”. A esto se le llama evolución.

B)      Llevamos más de una década conviviendo con los alimentos transgénicos. Aunque no se trata de un tiempo que permita dar conclusiones a largo plazo, sí se han ido confirmando distintas hipótesis  acerca de sus posibles consecuencias a corto-medio plazo.

Entonces ¿ cómo se explica esa percepción negativa en el consumidor europeo? Ahí van algunas reflexiones.

El hecho de que en la reglamentación europea sea obligatorio el declarar en el etiquetado de un alimento si éste es o está compuesto por algún alimento transgénico puede ser interpretado por el consumidor como un signo de alarma.

No debemos menospreciar la tarea de los medios que sirven de altavoz a los grupos anti-OGM; y en ocasiones a una ausencia de especialización del colectivo de periodistas cuya falta de conocimiento no les permite discernir entre una opinión sesgada, estudios hechos con rigor y otras noticias con  una mayor o menor componente sensacionalista.

Os propongo una cosa. En vez de hablar de percepción negativa por parte del consumidor, demos un giro y planteémonos el por qué la ausencia de percepción positiva por parte del consumidor.

¿Será porque el consumidor no ve ninguna ventaja en adquirir  alimentos OGM? En un primer momento los OGM surgieron para incrementar las producciones en el sector primario ¿ qué impacto tiene esto sobre el consumidor final? Ninguno.

Si  se le informase al consumidor que sembrar con semillas transgénicas se  evita o minimiza el uso de pesticidas ¿ nos gustaría más?

Investigadores españoles han dado con una variedad de  trigo sin gluten transgénico  el cual todavía no está autorizado, está en proceso. Imaginemos que se autoriza este OGM. Con este nuevo alimento la vida de las personas con enfermedad celíaca posiblemente sería más fácil a la hora de comprar y consumir alimentos. ¿ nos gustaría más?

Ahora os propongo mirar a lo lejos, a largo plazo y pensemos en otras repercusiones más allá de la salud.

En el sector alimentario, con la gran industrialización y globalización de los alimentos se estima que se ha perdido un 75% de la variedad de alimentos entre el año 1900 y 2000. ¿A quién responsabilizamos de todo esto? ¿ a las grandes multinacionales que comercializan semillas OGM?  Recordemos que en ocasiones estas nuevas semillas surgen por una necesidad de combatir los efectos adversos del cambio climático sobre los cultivos, es decir, se buscan semillas que sean resistentes a la sequía, o bien semillas que sean resistentes a determinadas plagas que se propician por el cambio climático.

Por tanto, ¿responsabilizamos al cambio climático?  ¿Y quién es el último responsable del cambio climático? Lo dejo para reflexión individual de cada uno.

Una opinión propia debería surgir tras haber valorado un asunto en sus diferentes vertientes. A veces, el acceso a información veraz puede suponer un giro de 180º en nuestra percepción original. A veces, decidirnos a cambiar de gafas para observar el mundo que nos rodea puede ser beneficioso para todos.

Autor: Esther Vázquez Carracedo directora de EV Consultoría Alimentaria.

Interim Manager para la Empresa Alimentaria.

Desarrollo y Ejecución de Proyectos de Mejora Continua en la Empresa Alimentaria.

Especialista en Gestión de  Calidad y Seguridad AlimentariaLegislación Alimentaria, Etiquetado de Alimentos e Innovación Alimentaria.

Contacto: ev@evconsultoriaalimentaria.com o llamando al 690 632 520.

Más información en www.evconsultoriaalimentaria.com

¿Te ha resultado interesante?

Ayudamos a tu empresa alimentaria. ¡No dudes en contactar!

Blog de Esther Vázquez – Artículos de interés sobre Consultoria Alimentaria en el ámbito Corporativo, Temática empresarial
Tema de hoy: ¿Y si lo miramos con otras gafas? – Etiquetado – EV Consultoría y Calidad Alimentaria – 690 632 520
Compartir

8 Comentarios. Deja un comentario

federico Tost
25 febrero, 2015 23:00

Apreciada Esther,
Muchas gracias por compartir de nuevo con nosotros tus interesantes reflexiones.
Es cierto que en tanto en España como en Europa la palabra “transgénico” causa en general una reacción negativa, motivada por las corrientes de opinión canalizadas en los medios de comunicación.
Como en todos los aspectos, nada es perfecto, pero nada es tampoco tan desastroso. El caso que comentas de la variedad de trigo transgénico, auspiciado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, es un caso claro. Un trigo sin gluten, con mayor porcentaje de otras proteínas que iguala la textura, sabor y propiedades del pan tradicional, es un avance a ser muy tenido en cuenta.
De ahí la importancia de ser positivo . Argumentos en contra de todo avance siempre los encontraremos (podríamos hablar por ejemplo de la oposición entre transgénico y ecológico…). Hay que quedarse con lo mejor de cada opción y avanzar. No hay otro camino.

Responder

Hola Federico, de nuevo, es un inmenso placer tenerte como lector y más aún leer tus comentarios. Me quedo con la idea de ” avanzar”, sólo permítete un matiz, personalmente el camino a elegir será aquel que ofrece soluciones eficaces y sostenibles a problemas reales.Un saludo

Responder
Julio Castro
25 febrero, 2015 12:27

Un artículo muy recomendable: por su claridad e interés, desde un punto de vista muy abierto. Me ha encantado la exposición. Incluso las preguntas dejadas sin resolver. Estoy muy de acuerdo con tu postura: hay que centrarse más en hechos que en precepciones (siendo esta importante y tema del artículo).
De todo lo comentado, sí me preocupa la desaparición de variedades. En Galicia podemos diferenciarnos (en el marketing o la comercialización) de productos elaborados en otros lugares gracias a que contamos con muchas variedades que aún conservamos (en productos de huerta, vino, etc.). Siempre es importante proteger esas variedades (confío poco en la acción del estado en este punto, por voluble o errática): en mayor medida cuando tenemos menos disposición de tierra cultivable que en otros lugares. Además, interesa que haya un gran número de variedades como defensa ante posibles problemas futuros que afecten a nivel global (seríamos más vulnerables si sólo dependemos de 1 ó 2 variedades de un producto si éstas desaparecen).

Responder

Muchas gracias por tu comentario Julio. Comparto totalmente tu opinión o cual enlaza con la respuesta que he dado a Arturo. Un saludo.

Responder
arturo rodriguez blanco
25 febrero, 2015 9:33

Buenos días Esther:
Me parece interesante plantear aspectos positivos de la utilización de transgénicos. Es importante debatir ampliando la información que tienen los consumidores, siendo esta a menudos sesgada o incompleta. el uso de organismos transgénicos incluye diferentes tipos de extrategias, algunas de las cuales poseen mayor riesgo medioambiental y para para la salud humana. En ocasiones se pueden utilizar por ejemplo genes de resistencia a antibióticos en el proceso de construccion del organismo transgénico. Estoy totalmente de acuerdo con el esfuerzo que debe hacerse para resaltar ante el cosumidor las ventajas que se derivan del uso de transgénicos en el producto final, ya que ello ayudaría a decantarse por alguna de las opciones disponibles.
Existen también otros debates relacionados como son el de la diversificación de los cultivos que en ocasiones ve “renacer” variedades abandonadas por motivos de eficiencia productiva y que proporcionan nuevas fuentes de nutrientes y nuevas posibilidades en la generacion de productos.

Responder

Muchas gracias Arturo por tu comentario, como siempre muy interesante.Personalmente, me gusta investigar un asunto desde sus distintas vertientes y siempre lo hago. Pero algo que me parece tan importante como eso, es siempre pararse a pensar PARA QUE sirve lo que estamos haciendo y qué PROBLEMA resuelve. ¿ Nos suena la expresión ” morir de éxito” a nivel empresarial? Espero que, tecnológicamente hablando, al humano no se nos vaya de las manos algunos asuntos por falta de mirar a largo plazo y por querer encontrar todas las soluciones en la tecnología. Sinceramente, y si me preguntas a nivel personal, me gustaría contar con más estudios respecto a los efectos medioambientales y de falta de diversidad a largo plazo. Un saludo

Responder

FANTÁSTICO ARTÍCULO.
ENHORABUENA¡¡¡¡
SALUDOS

Responder

Muchas gracias Manuel Angel, por leerlo y por compartir conmigo tu impresión.Un saludo

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  981 262 989 | 690 632 520     ev@evconsultoriaalimentaria.com 
XSLT Plugin by Leo Jiang