Para reflexionar. Sin más.

Calidad-Lean-EstherVazquezSi en este post  queréis ver un enfrentamiento, ya os lo adelanto, nada más lejos de la realidad.

Esto es una historia basada en hechos reales. Empieza con un gerente de empresa alimentaria, pequeña en tamaño pero con gran variedad de productos. Dicho gerente era consciente de  que su empresa podía funcionar mejor. En los últimos años escuchaba casi en cualquier sarao hablar sobre las bondades de las herramientas Lean. Contrató a un ingeniero industrial.

Por supuesto, este ingeniero implantó la herramienta de las 5S para mejorar el orden general de la planta lo que se tradujo en mejor aprovechamiento del tiempo. Para reducir inventario de producto intermedio y final, incrementar la capacidad de fabricación y mejorar la  flexibilidad productiva y disminuir la cantidad de productos defectuosos de arranque  aplicó las herramientas Producción Pull y SMED.

También implantó la herramienta TPM, relacionada con el mantenimiento de instalaciones, equipos y maquinaria y cuyo objetivo es el de cero averías, cero defectos y cero accidentes (personas y máquinas). Resultado: incremento de productividad y reducción de costes.

Utilizó la herramienta de Trabajo Estandarizado que trata fundamentalmente de elaborar un sistema de documentación en forma de procedimientos, instrucciones y métodos de trabajo con lo cual todo el personal trabajará de forma armonizada.

Y como en todas la empresas hay problemas que resolver, en su quehacer diario también tuvo que utilizar herramientas enfocadas en  resolver problemas como AMFE o la espina de Ishikawa con la ayuda de Histogramas y de Diagramas de Pareto.

Para simplificar y para terminar comentar que para llevar a cabo lo anterior puso en práctica la herramienta de Gemba Walk cuyo objetivo es ir comprobando que las cosas se hacen según lo estipulado.

Y ahora nos preguntaremos ¿ consiguió el empresario lo que buscaba, es decir, mejoraron las operaciones de la planta hasta un nivel óptimo y en justa medida de las necesidades de este empresario? En principio la respuesta es Sí, estoy convencida de que mejoró la organización.

Para los que miráis más allá os pueden surgir preguntas como ¿le resolvió realmente sus problemas de base? ¿ le detectó problemas de los que el empresario no era consciente? ¿ relación resultado/coste? Os invito a seguir leyendo.

Seguimos con nuestra historia, con ese empresario de pequeña empresa alimentaria que quería mejorar su organización internamente. En esta nueva versión de la historia contrata a un profesional que conoce muy bien el sector industrial alimentario y además conoce específicamente las herramientas Lean y Six sigma. Como este tipo de profesional no tiene un título académico que lo describa en su medida, le llamaré profesional híbrido a partir de ahora.

Al igual que el ingeniero, el profesional híbrido  empezó visualizando el diagrama de flujo del proceso de esta empresa. Conocedor de los principios de  seguridad alimentaria y de la legislación dijo  al empresario ¿sabes que podrías omitir uno de los pasos del proceso lo cual ya supondría un considerable ahorro de mano de obra, energía y tiempo?. A una persona que desconoce los principios de  seguridad alimentaria posiblemente le pasaría desapercibido este detalle.

Acto seguido, este profesional híbrido hizo una auditoría en planta Esto  es lo que en el escenario anterior se podría corresponder con el  gemba walk. Es importante saber que dentro del sector alimentario trabajamos con dos conceptos muy importantes: Verificación  y Validación de Procesos. El primero sirve para comprobar que las cosas se hacen según lo establecido  y el segundo para comprobar  que las cosas se hacen de la manera correcta, por ejemplo, cumpliendo con la legislación alimentaria. En la versión anterior de la historia, si la persona que va auditar no conoce profundamente el sector puede llegar como mucho a Verificar pero le faltarían conocimientos para Validar. La consecuencia podría ser el dar por bueno un proceso que es incorrecto.

Las herramientas de las 5S y de Estandarización del Trabajo son muy familiares al profesional híbrido acostumbrado a trabajar con sistemas de gestión de calidad alimentaria. Un sistema de gestión también alcanza al área de mantenimiento en el sentido de elaborar procedimientos e impulsar el mantenimiento preventivo. En el caso que nos ocupa, el  profesional híbrido además conoce las herramientas Lean con lo cual va  a proponer los criterios propios de la herramienta TPM.

Además de las observaciones mencionadas hasta ahora, la otra gran ventaja del profesional híbrido frente al ingeniero es la de ahorro de tiempo y costes. Hay que tener en cuenta que con el ingeniero hay que invertir tiempo en explicarle los procesos y las peculiaridades de la producción de alimentos, como mínimo. Por otro lado al aplicar herramientas como AMFE/FMEA, la espina de Ishikawa o VSM (cuyo objetivo es elaborar la cadena de Valor de nuestro proceso)  una persona que desconoce el sector alimentario comienza desde cero en su análisis; una persona que lo conoce tendrá un punto de partida más avanzado y sus aportaciones de soluciones ya tendrán en cuenta los principios de seguridad alimentaria desde el primer momento.

En la primera entrevista que había tenido el empresario con el profesional híbrido éste último le preguntó ¿estás libre  de productos defectuosos?¿ tu cliente está satisfecho con la fiabilidad que le ofreces? La respuesta del empresario fue NO y entonces el profesional híbrido también aplicó  herramientas  six sigma uno de cuyos cometidos es ofrecer en todo momento el mismo nivel de calidad.

Pues bien, con una u otra versión de la historia llegamos al final del proceso. Ambos protagonistas, el ingeniero y el profesional híbrido tienen los productos alimenticios finales en sus manos, preparados para la venta. Si seguimos con la mejora continua nos podemos plantear  ¿el etiquetado es correcto? ¿ la vida útil está bien determinada? Ahora yo os pregunto  ¿quién de los dos podría ayudar al empresario, primero, a responder; y segundo, a dar solución en caso de que  la respuesta fuese  NO para una o ambas preguntas?

En resumen, implantar una filosofía Kaizen en la empresa, es decir, una filosofía de Mejora Continua, debería extenderse a toda a la empresa: a personas ( desde el operario al director),  a todos los procesos ( desde el de producción hasta el proceso de ventas),  al producto (desde la seguridad alimentaria hasta el etiquetado ). Siendo así es fácil entender que conocer la legislación alimentaria, el mercado de consumo de alimentos, las tendencias en procesos industriales alimentarios pueden aportar un mayor abanico de propuestas de mejora y de una manera más eficiente además de ayudar a la profesionalización del personal.

Me encantaría conocer a qué reflexión os han llevado estas dos versiones de la historia. A lo mejor queréis compartir una experiencia que explique esa reflexión a la que habéis llegado.

Autor: Esther Vázquez Carracedo directora de EV Consultoría Alimentaria.

Interim Manager para la Empresa Alimentaria.

Desarrollo y Ejecución de Proyectos de Mejora Continua ( Lean Manufacturing) en la Empresa Alimentaria.

Especialista en Gestión de  Calidad y Seguridad AlimentariaLegislación Alimentaria, Etiquetado de Alimentos e Innovación Alimentaria.

Contacto: ev@evconsultoriaalimentaria.com o llamando al 690 632 520

NUEVA WEB...

MÁS clara.MÁS sencilla. MÁS contenido.MÁS personal.

 

 

Compartir

14 Comentarios. Deja un comentario

Parece claro que, en el caso expuesto, la gran ventaja del profesional híbrido respecto al ingeniero industrial es un conocimiento exhaustivo del sector alimentario. Los conocimientos adecuados a la situación y la experiencia en el sector son los factores que marcan el horizonte de posibilidades de actuación y no tanto la titulación exhibida en el CV.

Responder

Coincido contigo Anxo, en aceptar que las titulaciones cada vez menos tienen su correspondiente puesto o tareas a realizar.No hacer esto significa estar perdiendo mucho talento. Pongo de ejemplo a conocidas empresas tecnológicas que contratan a ” frikis” de la informática o de la programación en preferencia a personas con título. Yo misma, en una ocasión en que necesita hacer una consulta sobre Cálculos de Costes me fui a un friki de la electrónica,mecánica y todo lo que se le ponga por delante.Esta persona hizo un FP. Su respuesta fue de una practicidad asombrosa. Gracias Anxo por tu aportación.

Responder
Angel Torres
25 febrero, 2016 8:57

Enhorabuena Esther, nos daría para muchas horas de conversación y discusión pero, esta claro, el ingeniero al que contrataron no es un buen profesional, hubiese tenido que influir en la toma de decisiones de las herramientas. Un abrazo.

Responder

Muchas gracias Ángel por tu aportación. Llevas razón, podríamos hablar un buen rato sobre los enfoques o conclusiones que se pueden derivar del artículo. Comentar que en el artículo he expuesto sólo una pequeña parte de las herramientas disponibles y he elegido aquellas que más se conocen porque de hecho hay cursos y formaciones individuales de alguna de ellas. Yo prefería hablar de que un perfil profesional puede ser más adecuado que otro o más ventajoso. Es cierto que a un ingeniero se le atribuye en exclusiva conocimientos sobre “eficiencia productiva en plantas industriales”( el ratio que mejor define esta parte de su trabajo es el OEE) y el cálculo del “ coste/unidad”.. Para calcular el OEE de una máquina, proceso o línea de una empresa no se necesitan conocimientos del sector, no nos vamos a engañar. Sin embargo, cuando llega ese momento en que eres consciente de que tu OEE es bajo o muy mejorable, pongamos que esa empresa tiene un OEE de 60, es cuando hay que trabajar para mejorarlo. Y es en esta etapa donde el profesional híbrido aporta más ventajas.
Por tanto, si juntas conocimientos sobre Capacidad Productiva, herramientas Lean y Six Sigma junto con sólidos conocimientos y experiencia en gestión de empresas alimentarias en una misma persona es posible que resulte más ventajosa para la necesidad que tiene el empresario de nuestra historia.Un saludo

Responder
David González
24 febrero, 2016 10:39

Buen artículo. Desconozco muchos términos técnicos expuestos pero hay una cosa que me quedó clara, la importancia de los perfiles profesionales transversales en cualquier empresa.

Responder

Muchas gracias David por tu aportación.Coincido contigo en la utilidad y necesidad de abordar asignaturas o conocimientos transversales dentro de unos conocimientos específicos y especializados;desde mi punto de vista los conocimientos transversales que versan la Eficiencia productiva deberían estar presente en cualquier tipo de trabajo. Aunque todos los conceptos mencionados en el artículo suelen relacionarse con la producción industrial,hay que decir que se pueden utilizar en el sector servicios.Uno de los propósitos de este artículo es abrir la mente hacia el los tipos de talento y profesionales que nos podemos encontrar en el mercado más allá de los títulos académicos. Un saludo.

Responder

Una consulta Esther:
“Un ingeniero normalmente se encarga del departamento de producción ¿ podría hacerlo el profesional híbrido?

Responder

Hola Ignacio, muchas gracias por tu pregunta la cual me parece muy oportuna.En lugar de contestar a tu pregunta con un SÍ o un NO paso a hacer unos comentarios y con ellos creo que podrás extraer la conclusión. Cuando se habla del proceso de producción en una industria normalmente nos referimos al proceso de fabricación per sé, aunque el concepto de producción es mucho más amplio. Para gestionar una fabricación industrial los conceptos habituales a manejar son: aprovisionamientos, cadena de valor del proceso, capacidad productiva, cuellos de botella, mantenimientos, inventarios, registro y análisis de datos , costes/unidad, indicadores, distribución de operarios, métodos de trabajo e instrucciones entre otros.
Por otro lado, gestionar una fabricación consiste básicamente en gestionar unos recursos (materia prima, otros materiales, mano de obra, maquinaria, energía…) para transformar unas entradas en unas salidas.
Un profesional híbrido que además de conocer muy bien el sector alimentario y sus procesos de fabricación y de haber trabajado implantando sistemas de gestión muestra una clara inquietud hacia la eficiencia productiva ( digo esto por el hecho de haber obtenido el certificado de Lean Six Sigma Green Belt) podría llevar a cabo perfectamente la labor de gestionar la fabricación con la ventaja añadida de que se evitarían las discrepancias que a veces surgen entre quienes velan por la seguridad alimentaria y la productividad en una misma empresa.

Pongo un ejemplo para aclararlo. Si te pregunto ¿has conducido alguna vez un Ferrari o un Lamborghini? Seguramente contestarás que NO. ¿Podrías conducirlo? Seguramente contestarás que Sí aunque no lo hayas conducido nunca porque sabes que posees los cimientos básicos y necesarios para hacerlo y además tienes experiencia conduciendo varios tipos de coches en tu vida.Un saludo.

Responder

Gracias por tus aportaciones, Esther. Es un mundo muy interesante, que todos deberíamos conocer mucho más por sus grandes ventajas. Un abrazo

Responder

Hola Manuel y gracias por tus palabras.Efectivamente, el uso de estas herramientas que nacieron con el objetivo de incrementar la productividad, disminuir los productos/servicios defectuosos, reducir los costes ( desperdicios), satisfacer al cliente, ganar en eficiencia y en definitiva aportar mucho a la Competitividad deberían conocerse y aplicarse en caso cualquier ámbito de la vida. Un saludo

Responder

Muy interesante Esther, gracias por compartir tu experiencia, me interesa mucho la parte de la legislación alimentaria, espero poder seguir leyendo pequeños adelantos de tus conocimientos.

Responder

Muchas gracias Borja por tus palabras.Estoy segura que no te sorprendes si te digo que la legislación alimentaria está muy dispersa y es muy amplia.La situación ha mejorado de unos años hacia aquí gracias a que ahora estamos bajo el paraguas de la Unión Europea y la nacional de cada país va dejando paso.No dudes en consultarme cuando te surja alguna duda. Un saludo.Esther

Responder

Enhorabuena Esther por este interesante artículo. Me interesa mucho todo lo que se relaciona con aplicaciones prácticas de sistemas Lean. Muchas gracias.

Responder

Hola Roberto, gracias a ti por leerme y por tu comentario.En lo que te pueda ayudar no dudes en comentármelo. Nos vemos pronto. Un saludo

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  981 262 989 | 690 632 520     ev@evconsultoriaalimentaria.com 
XSLT Plugin by Leo Jiang