¿ Se han dado cuenta los directivos ? - EV Consultoria y Calidad AlimentariaHace tiempo que se gestaba una idea en mi cabeza a lo lago de mi trayectoria profesional; pero ahora que he tenido la oportunidad de escuchar la opinión de otros profesionales,  de adquirir una visión más global al respecto en esta materia relacionada con Eficiencia Empresarial,  las piezas encajan. Y es por ello que me atrevo a compartir la siguiente conclusión, o simplemente reflexión, con todos vosotros.

Para los que trabajamos en funciones relacionadas con  la gestión eficiente, la productividad y la eficacia ya estamos familiarizados con las distintas metodologías, herramientas, dispositivos y normas de gestión que muchas veces se plantean como la solución a los problemas de las empresas. Dentro de toda la terminología asociada encontramos: ISO 9001, herramienta AMFE, herramienta de las 5S, JIT, TPM, dispositivos poka-yoke, herramientas kaizen, jidoka, SMED…

Cada una de ellas con su cometido concreto y, a la vez , todas ellas con el cometido global de contribuir a mejorar la competitividad de la empresa.

Por un lado, tenemos a los ideólogos de estas metodologías. La mayoría fueron ideadas por ingenieros japoneses y chinos trabajando en líneas de producción industrial. En mi opinión, estas personas, además de sus conocimientos previos de ingeniería, se dedicaron a observar y a pensar, pensar y pensar hasta llegar a la solución a un problema concreto o bien hasta llegar a  ver la  aplicación de una mejora en el proceso.  Y a partir de ahí se fue poniendo nombre a cada uno de esos “procesos de pensamiento”.  Y entonces ya estaban listos para ser comercializados. Lo que más me llama la atención es que hasta los procesos de pensamiento más simples, que responden al sentido común, se estén comercializando y tengan su mercado.

Por otro lado, pienso en los empresarios exitosos de 3-4 generaciones anteriores, donde no existía la divulgación de  todas estas metodologías y herramientas. O bien en aquellos empresarios exitosos que no necesitaron de estas metodologías para hacer su empresa competitiva y rentable. Contaban con el sentido común, con capacidad de análisis,  con el sentido de practicidad, con capacidad de superación, con una visión y con pasión,  creo yo, y eso les bastó. Y con ello se ahorraron cantidades considerables de dinero que hoy en día nos pueden llegar a cobrar los servicios profesionales de Consultoría y Formación bajo un novedoso nombre que de novedoso sólo tiene el nombre porque el contenido ya estaba inventado desde hace años atrás.

Para muestra un botón. No me cabe duda que todos hemos estado en empresas donde hemos visto sistemas y  dispositivos de lo más original ideados por el propio personal operario de la empresa que simplemente responden al sentido común y que nada tienen que ver con la implantación de una u otra metodología.

Por ejemplo, ¿hace falta que una metodología me diga que si coloco los útiles de trabajo en un lugar donde siempre pueda encontrarlo no perderé tiempo en buscarlo y eso me hará más productivo? ¿hace falta una metodología TPM para concluir que si evito las averías en las máquinas la productividad de la empresa será mayor? ¿Es difícil entender que es necesario encontrar la causa raíz de un problema para implantar la solución? etc Pues a veces pareciera que sí. ¿Acaso ya no nos paramos a pensar? ¿Acaso esperamos que todo nos lo den hecho?

Con este comentario no pretendo menospreciar las bondades de cada una de estos sistemas, metodologías, herramientas y dispositivos. Simplemente mi deseo es aportar un poco de claridad.

Mi aportación al respecto es que cualquier directivo, a la hora de tomar una decisión acerca de implantar una u otra herramienta de mejora continua, debería intentar obtener un asesoramiento lo más amplio posible acerca de las opciones que hay en el mercado. Una vez más, el asesoramiento profesional de mano de un profesional con una visión global en la materia y con honestidad no tiene precio.

Sería interesante escuchar las experiencias  o anécdotas de quienes hayan tenido relación con estas herramientas de mejora continua.

Si te ha intesado el artículo y buscas a un profesional especializado en la Gestión de la Empresa Alimentaria con una visión práctiva de útil de las acciones a tomar puedes contactar conmigo en ev@evconsultoriaalimentaria.com

Blog de Esther Vázquez – Artículos de interés sobre Consultoria Alimentaria en el ámbito Corporativo, Temática empresarial
Tema de hoy: ¿ Se han dado cuenta los directivos ? – EV Consultoria y Calidad Alimentaria – 690 632 520
Share This