Cuando falta CONCIENCIA, sobran conocimientos - intoxicación alimentaria - EV Consultoría y Calidad Alimentaria

Intoxicación alimentaria

No, en este artículo no voy a hablar de las bacterias que pueden causar una intoxicación alimentaria y de su modus operandi. Esta información la podéis encontrar en múltiples sitios, más o menos exhaustivos, completos o veraces.

En mi larga experiencia intercambiando opiniones y  hablando con personas relacionadas con el mundo de la Alimentación, desde la restauración colectiva a la industria alimentaria,y  de muy distinto nivel de conocimientos , aún hoy no me deja de sorprender la escasa conciencia de los peligros microbiológicos que puede entrañar un alimento. Y quizá, lo que faltan son “las cifras”. Las cifras es lo que suelo mencionar en mis cursos para contribuir a crear “conciencia” que al final es lo primero y más importante que debemos conseguir en un manipulador de alimentos. Luego vendrán los conocimientos.

La mala noticia es que no hay, no existen, cifras reales, son simplemente aproximaciones a una realidad que está muy lejos de ser conocida. ¿ Y por qué digo esto?

Las cifras que voy a indicar en este artículo las he extraído del informe anual de la UE acerca de zoonosis y enfermedades transmitidas por los alimentos correspondientes al año 2011.Decir que los datos de los distintos estados no están armonizados por tanto debemos tener cuidado con las interpretaciones. Decir que en este informe no participaron todos los países de la UE, ni  todos participaron con los mismos datos, y que además se unieron 3 países de Europa pero que no pertenecen a la UE.

A continuación os pongo los datos del número de personas afectadas por cada uno de los 8 microorganismos patógenos que hoy en día son de obligado seguimiento para los estados de la UE por  su relevancia e importancia en la seguridad alimentaria: campylobacter 220.209 personas; salmonella 95.548 personas; Listeria 1.476; E. coli 9.485; mycobacterium bovis 132; brucella 330; trichinella 268 y echinococcus 781.

Señalar que en estas cifras no se han incluido otros posibles agentes responsables de intoxicaciones alimentarias como por ejemplo las toxinas de las bacterias ( es decir,  la toxina de bacillus, la toxina de clostridium botulinum ni la toxina estafilocócica) ni los virus, no otras bacterias involucradas en intoxicaciones alimentarias.

Pues bien, sumando las cifras anteriores tenemos 328.114 personas en Europa, durante el año 2011,  que han sido afectadas por estos únicos 8 microorganismos (todos ellos susceptibles de ser transmitidos por los alimentos).

Por otro lado, en dicho informe se cita la cifra de 69.553 personas afectadas de intoxicación alimentaria, es decir, por el consumo de alimentos contaminados con microorganismos patógenos. Decir que de todas estas personas, más de 7000 fueron hospitalizadas y 93 fallecieron. De esta cifra, un 50% de las intoxicaciones son atribuibles a salmonella, toxinas bacterianas y campylobacter. Y para un 35% de las intoxicaciones la causa es desconocida.

Esto último que he mencionado me ayuda a explicar con un nuevo argumento por qué las cifras nunca serán exactas: porque en la mayoría de los casos, una intoxicación alimentaria no se llega a diagnosticar como tal o bien no se llega a conocer la causa exacta (el microorganismo exacto) que la ha producido.

Por tanto, se puede deducir que estas cifras son inferiores a la realidad. Y se debe seguir insistiendo en que no debemos bajar la guardia en materia de seguridad alimentaria porque si bien para algunos microorganismos las cifran han bajado respecto a años anteriores, para otros microorganismos han aumentado. Y a todo esto añadir las bacterias patógenas emergentes.

Por último os dejo un dato, referido a USA y también al año 2011: se estima que 1 de cada 6 americanos, es decir, unos 48 millones, se ven afectados por una intoxicación alimentaria cada año, de los cuales 128.000 son hospitalizados y 3000 fallecen. En América, los 5 principales microorganismos causantes de intoxicación alimentaria son: norovirus, salmonella, clostridium perfringens, campylobacter y estafilococcus aureus.

Si te ha gustado el artículo y te gustaría saber más sobre el tema te invito a contactar conmigo desde ev@evconsultoriaalimentaria.com o bien llamando al 690 63 25 20.

Blog de Esther Vázquez – Artículos de interés sobre Consultoria Alimentaria en el ámbito Corporativo, Temática empresarial
Tema de hoy: Cuando falta CONCIENCIA, sobran conocimientos – intoxicación alimentaria – EV Consultoría y Calidad Alimentaria – 690 632 520
Share This