Esther Vázquez-Supply Chain Management

Al igual que dice la canción “ Love is in the air everywhere I look around” podríamos decir “Management is everywhere”

Hoy me gustaría hablar de una herramienta donde veremos que la gestión puede llegar a cualquier operación.
Se trata de una herramienta relativamente reciente, de los años 80, que las multinacionales que hoy son referentes en su sector han visionado por aquel entonces como una clara ventaja competitiva. Y no se equivocaron.

Y voy a empezar por el final, a comentar algunos de los problemas a los que las organizaciones empresariales ya se enfrentan hoy y que son inherentes a la globalización.

• La empresa A se da cuenta de que el ciclo de vida de sus productos cae de 6 años a 1,5 años (p.e una empresa que fabrica microprocesadores).

• La empresa B se da cuenta de que desde que recibe un pedido le lleva 5 meses en hacer la entrega( p.e una empresa de fabricación de muebles.)

• La empresa C se da cuenta de que en el 90% de los casos no entrega las mercancías en el plazo acordado con el cliente.

• La empresa D se da cuenta de que genera demasiados inventarios de materia prima, de producto intermedio y de producto final.

• La empresa E se da cuenta de que más veces de las deseables no dispone de la materia prima que necesita para satisfacer un pedido.

• La empresa F invierte mucho dinero en hacer controles de calidad sobre el producto final.

• La empresa G se da cuenta de que los pedidos de los clientes son cada vez menos voluminosos y variables en cantidad.

Todos estos problemas tienen algo en común: no se solventan haciendo mejoras únicamente en las fábricas de producción.

Actualmente, lo más común ( no tanto como sería deseable en mi opinión) es que un buen director de una unidad de producción se preocupe por la eficacia y eficiencia de todos los procesos en su fábrica. Para ello cuenta con muchas herramientas como los sistemas de gestión de la calidad, herramientas para la gestión de la producción, las relacionadas con las metodologías Lean y Six Sigma, las herramientas de gestión de personas,etc. Y con suerte este empresario también se preocupará de las operaciones relacionadas con el departamento Contable-Financiero y Comercial. Para todo ello se requiere de una visión global de la empresa, es decir, una visión de pájaro.

Sin embargo para los problemas arriba mencionados no es suficiente esta visión a nivel de pájaro, sino que necesitamos una visión desde un nivel mucho más alto, un nivel del ojo que todo lo ve.; y aquí la estrategia de gestión o herramienta que ha demostrado ser una ventaja competitiva es la Gestión de la Cadena de Suministro, también conocida como Supply Chain Management (SCM)

Como no podía ser de otra manera, desde este nivel de visión de la empresa, lo que se pretende es la gestión y coordinación de todas las operaciones y procesos que intervienen en una actividad empresarial y que van desde la gestión de pedidos hasta la entrega al cliente final pasando por las operaciones financieras, las operaciones de abastecimiento de materias primas, de Innovación y Desarrollo, de Fabricación, de Almacenamiento, de Movimiento de mercancías y de Ventas.

Y como consecuencia de invertir en la SCM, ahí van unos resultados y conclusiones reales:
– Un estudio entre varías compañías que participaron en un programa de SCM mostró que estas compañías obtuvieron un incremento de ingresos de media de un 17%
– Otro estudio ha validado que en una compañía que ha invertido en SCM, el coste de su cadena de suministro es un 45% inferior a la de sus competidores.
– La compañía Intel redujo su inventario de producto final de 8 semanas de provisiones a 4 semanas.
– Una multinacional del mueble consiguió que el ciclo pedido-envío se redujese a 5 días a la vez que consiguió un porcentaje de entrega de pedidos en plazo del 99,8%

Los 4 grandes beneficios de invertir en la Gestión de la Cadena de Suministro podríamos decir que son:

– Reducir el desperdicio a través de armonizar las operaciones de todos los participantes en la cadena de suministro
– Reducir el ciclo pedida-entrega de lo cual se deriva una mejora en el cash flow
– Ser capaces de dar una respuesta flexible al cliente al satisfacer sus requisitos de calidad, de cantidad y de tiempo de entrega
– Reducir el coste unitario ya que se eliminan actividades que no añaden valor y se valoran las mejores opciones logísticas posibles

¿Os suenan estos objetivos, verdad? En realidad son objetivos que se debiera imponer cualquier empresa que aspire a ser excelente independientemente del nivel de visión del que estemos hablando. Las principales diferencias entre la gestión a nivel de pájaro y a nivel del ojo que todo lo ve es que en este último caso cobra especial importancia la COLABORACIÓN entre todos los participantes de la cadena y la LOGÍSTICA junto con otros principios.

Por último, aprovechando que estos días ha sido noticia la cadena McDonalds por haber restablecido el suministro de patatas fritas en los establecimientos de algunos países que habían quedado desabastecidos durante varios meses ¿ creéis que este problema se hubiera solventado, prevenido o manejado mejor teniendo en cuenta los principios de la Gestión de la Cadena de Suministro?

Autor: Esther Vázquez Carracedo directora de EV Consultoría Alimentaria.
Interim Manager para la Empresa Alimentaria.
Desarrollo y Ejecución de Proyectos de Mejora Continua en la Empresa Alimentaria.
Especialista en Gestión de Calidad y Seguridad Alimentaria, Legislación Alimentaria, Etiquetado de Alimentos e Innovación Alimentaria.
Contacto: ev@evconsultoriaalimentaria.com o llamando al 690 632 520

[actionbox color=”primary” title=”NUEVA WEB…” description=”MÁS clara.MÁS sencilla. MÁS contenido.MÁS personal.” btn_label=”¡ VISÍTALA !” btn_link=”https://www.evconsultoriaalimentaria.com/interim-manager/” btn_color=”white” btn_size=”big” btn_icon=”link” btn_external=”0″]

 

 

Share This