esther vazquez -eficiencia operativaAquí os dejo dos afirmaciones que he extraído de sendos libros interesantes: 1. “Una alta automatización no asegura una alta productividad o eficiencia en costes” 2.“Los mejores sistemas de inteligencia artificial (IA) incluyen el factor humano en la ecuación. Hay un montón de cosas que las máquinas no pueden hacer”

No es que crea a pies juntillas en estas afirmaciones por haberlas leído, sino por haberlas vivido.

Os invito a pensar sobre la idea que puede estar detrás de estas dos afirmaciones. Yo lo tengo claro. La idea que subyace en estas afirmaciones son las PERSONAS, en concreto su capacidad de GESTIÓN y sus CONOCIMIENTOS TÉCNICOS. Intentaré argumentarlo con un ejemplo.

La automatización es un concepto que surge con la 2º revolución industrial allá por el año 1870. Seguramente por aquel entonces una de las bondades que se le atribuía a la automatización era la eficiencia operativa. Sin embargo, no nos faltarán ejemplos de empresas automatizadas que han desaparecido por falta de eficiencia operativa.

Es erróneo plantear la eficiencia operativa teniendo en cuenta sólo una  parte de un proceso  o  teniendo en cuenta un único proceso dentro de todos los procesos  que forman parte de la gestión de una empresa. La eficiencia operativa de una empresa se debe valorar teniendo en cuenta los procesos de principio a fin y teniendo en cuenta todos los procesos de la empresa.

Habitualmente con la automatización se estaba trabajando sólo en una parte de un proceso y sólo en uno de los procesos de la empresa. Lo habitual en la industria era centrarse en una etapa concreta del proceso de fabricación. Esto no es suficiente.

La inteligencia artificial es un concepto que pertenece a la 4º revolución industrial la cual podemos fechar en torno al  año 2016.Estaremos todos de acuerdo que una de las bondades que se le atribuye a la 4º revolución industrial es, de nuevo, la eficiencia operativa. Y esta vez, esta eficiencia operativa se está centrando en la hipotética sustitución de puestos de trabajo por máquinas.

Sinceramente creo que es un error plantear la eficiencia empresarial en base a la sustitución del capital humano.

No pretendo decir que la automatización o la aplicación de la IA en la empresa no sean buenas.Si me preguntas ¿Automatizar en bueno? Mi respuesta será SÍ. ¿Digitalizar es bueno? La respuesta vuelve a ser SÍ. ¿Aplicar inteligencia artificial es bueno? La respuesta de nuevo es SÍ.

Pero antes de ponerse a ello es imprescindible un trabajo previo de análisis de lo que realmente  se necesita hacer  para saber dónde, cuándo, cómo y de qué manera aplicar todas estas tecnologías en nuestra empresa y para obtener eficiencia operativa bien entendida.

Y aún con todo esto siempre hará faltan los conocimientos técnicos y de gestión de las personas para que todo lo anterior funcione de manera eficiente y coordinada.

Con ello sólo pretendo decir que las tecnologías que van surgiendo a lo largo de los años para ponerse al servicio de la empresa son una posible ayuda pero no son la solución para los problemas de falta de eficiencia operativa en una empresa. En los últimos años lo he podido vivir en varias empresas y lo llevo escuchando muchos más.

Comparto con vosotros un extracto de un informe que escribí en su día a una de esas empresas alimentarias pero que podría extender al resto de las empresas alimentarias con las que he trabajado. En todas ellas, su problemática residía en problemas sanitarios y en la falta de eficiencia operativa lo cual resultó atribuible  a una falta de  conocimientos en gestión  gestión y a la falta de conocimientos técnicos y  prácticos en seguridad alimentaria. En estas empresas, ni la automatización ni la inteligencia artificial ni la digitalización hubieran sido la solución a sus problemas. A continuación os dejo el extracto:

“Se observa que dentro de los distintos  tipos de Despilfarro que se suelen dar en las empresas, el despilfarro más significativo en esta empresa es el Despilfarro de Tiempo

Las consecuencias inmediatas de este despilfarro son una Baja Productividad y un incremento de horas extras realizadas por los operarios.

Dentro de las distintas causas por las que sucede el Despilfarro de Tiempo, las principales en esta empresa son: en primer lugar,  los  Fallos en la gestión de los métodos de trabajo; en segundo lugar los Fallos de Gestión de la planificación de todos los procesos de organización.

Dentro de los fallos de gestión de la planificación  las principales causas son las siguientes: Los desequilibrios en la realización de las tareas y La inadecuada organización cronológica de la realización de las tareas y procesos

Es importante tener en cuenta que los Fallos de Gestión de los procesos alimentarios además de afectar negativamente a la Productividad tienen un efecto negativo en la Seguridad Alimentaria de modo que se incrementa el riesgo de que ocurran intoxicaciones alimentarias.”

Por tanto, podemos decir que las máquinas por sí solas no van a resolver los problemas actuales de la industria alimentaria.

 

Autor: Esther Vázquez Carracedo. Directora de EV Consultoría Alimentaria

Interim Manager para Industrias Alimentarias : Operaciones,Calidad Alimentaria y Producción.

Casos de éxito

Lean Six Sigma Green Belt

Especialista en Gestión de Calidad y Seguridad Alimentaria ( APPCC, IFS,BRC, FSSC22000, ISO 22000+ PAS 220) , Procesos de Producción de Alimentos, Legislación Alimentaria, Etiquetado de Alimentos e Innovación Alimentaria

Contacto: ev@evconsultoriaalimentaria. com o llamando al 690632520

 

 

 

 

 

 

Share This